Sotomayor: Courts not making policy?

Washington, DC, 2009:

Durham, NC, 2005:

UPDATE
Betsy:

One liberal supporter, Professor Louis Michael Seidman of Georgetown, has already left the team.
I was completely disgusted by Judge Sotomayor’s testimony today. If she was not perjuring herself, she is intellectually unqualified to be on the Supreme Court. If she was perjuring herself, she is morally unqualified. How could someone who has been on the bench for seventeen years possibly believe that judging in hard cases involves no more than applying the law to the facts?

Of course, they know and we know that, once she gets on the bench, we’ll see the real Sotomayor and that won’t resemble the modest, impartial, almost conservative-leaning judge that we are seeing this week.

You can continue to watch the hearings live here (below the fold since it starts playing immediately):


Tags: ,

10 Responses to “Sotomayor: Courts not making policy?”

  1. Giacomo Says:

    The truth is out there, but according to Lindsey Graham it doesn’t matter. She’ll be confirmed unless she has a complete breakdown…? How about a truthful and complete breakdown of her activities as a justice?

  2. Pat Patterson Says:

    It was always fun to watch the nominees finesse the pols but this retreat and fabrication is simply demeaning to the office and Judge Sotomayor. Her attitude seems to be now that she will say anything to get the position and then will proceed on the path of her beliefs with only the minor detour of having to defend herself in front of the legislature and the citizens.

  3. Stix Blog ver 3.0: Compare and Contrast Says:

    […] (H/T Fausta) […]

  4. The Barton Bulletin Says:

    A Sotomayor Slapdown From…Academia?…

    Maybe Republican Senators should take off the kid gloves and, as they say, “grow a pair”.  Sonia Sotomayor has an established and documented judicial record, which puts her in conflict with our Constitution on many issues.  For those Repub…

  5. Rómulo López Navarro Says:

    Sembradores de Ideas (50 años) 5ª Temporada: Tiempos de Revolución. Rómulo López Navarro

    Honduras y Haití encenderán el pebetero de la Revolución en la América Irredenta.

    El Presidente Zelaya no tiene absolutamente nada que hacer en Costa Rica, debe regresar a Honduras de la manera que sea y en el menor tiempo posible a ponerse al frente del Pueblo que lo apoya para continuar su mandato presidencial. Le hacemos un llamado a Fidel Castro, Hugo Chávez, Evo Morales y Daniel Ortega, quienes han sufrido hechos similares, personas a las cuales le debemos el mayor respeto por haber puestos sus mayores esfuerzos para modificar fundamentos de gobernabilidad de sus respectivos países en beneficio del colectivo. Que no deben abandonar el Presidente de Hondura hasta que sea restituido en su cargo. El Caso de Hondura, representa un importante desafío para estos líderes, no pueden quedarse con los brazos cruzados. Deben actuar al lado del Presidente Zelaya, si es necesario como lo ha hecho “n” veces el “imperio”, teniendo en cuenta que para enfrentar un poder debe moverse con un poder mayor.

    El 30% de la América Irredenta vive en pobreza extrema, en cada uno de los 33 países del Continente Americano, existe una escala de pobres que van en aumento desde el pobre de solemnidad hasta la depauperación. Los 25 millones de niño pobres, que describió hace 40 años, Galeano el autor de “las Venas Abiertas de América Latina”, hoy, los que lograron salvarse son abuelos, que probablemente tienen una descendencia de 200 millones de marginados sociales urbanos, rurales y selváticos sin esperanzas alguna y dentro de 40 años más probablemente serán 1000 millones de pobres. Cada problema tiene en sí mismo la semilla de su propia solución; A ellos les toca encender el pebetero para iniciar la revolución continental, la revolución contra el hambre y la ignorancia. La revolución no puede seguir siendo una simple revolución virtual. Hechos son amores.
    Todas las Constituciones hechas en la América Irredenta son iguales; hechas con la misma horma, son el producto de políticas de base liberal, que entre sus principios plantea el libre comercio, gobiernos temporales y subalternos al empresario, poderes enclaustrados de espaldas al pueblo; es como si un “grupito” de liberales, léase “vivos”, le dijeran al pueblo “déjenme pensar por ustedes”. Ellos que comen bien, visten bien, duermen bien solo utilizarán a los pobres para su propio provecho,
    La Constitución de los Estados Unidos o ley suprema de 1787 hecha en Filadelfia, Pensilvania por un “grupito de vivos” en nombre de «el Pueblo» (We the People). Crea en mala hora la “demoniaca” democracia representativa, que le da el poder a un pequeño “cogollo”, difícil de remover después, que se enquistan. Este modus operandi es incorporado en todas las constituciones del Continente Americano, que genera abismales disparidades del segmento social; estratifica la población en clases, en donde las grandes mayorías que constituye la base viven en niveles de pobreza “increcendo”, que crea una subcultura de la pobreza. El abuelo viven en pobreza, el padre vive en pobreza crítico, el hijo vive en la pobreza atroz.
    Estas “benditas” Constituciones tienen un lugar central en el derecho y la cultura política continental y son el principal instrumento para distribuir el presupuesto de un país. La de Filadelfia se considera como la constitución más antigua que se encuentra en vigencia actualmente en el mundo. Sin embargo en Estados Unidos existen más hambrientos que en cualquier país del mundo, si vamos a lo cuantitativo. El “Sueño Americano”, perseguido por 36 millones de latinos con mucha frecuencia se transforma en una gran pesadilla. Cientos de miles jóvenes son vergonzosamente deportados cuando no son usados como carne de cañón en las innumerables guerras que en todo el mundo mantiene el “imperio”.

    La única tabla de salvación que tienen los pobres, en este océano de calamidades, es la “revolución temprana”, “porque mientras más se demore más difícil es”, nos decía Ali Primera, padre del proceso revolucionario de América, Por ahora solo existen algunas pequeñas “candelitas” prendidas por todo el Continente Americano, En Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua las mayores por estar más arraigadas a los pueblos,
    La revolución no debe ser liderada con ambigüedades por gente que no sepa lo que está haciendo, no se puede desviar el proceso hacia una revolución “virtual” de mucha “verborrea” y esto aleja las posibilidades de hacer una verdadera revolución; una revolución real y profunda, capaz de barrer hacia adentro de cada ser humano, para sacar tanta suciedad, tanta porqueriza, que llevamos por dentro, es decir es necesario volver a nacer; nacer en revolución,

    Borrar, todo el estamento legal de lo que se denomina “Estado de Derecho” que ha creado disparidades abismales en el segmento social casi insalvables y hacer nuevos postulados legales que incluyan los profundos sueños e ideales de los pueblos
    Y por último Buscar, a los mejores, si es posible debajo de las piedras para que dirijan lo que haya que dirigir, lo que sea estrictamente necesario dirigir, porque el ciudadano o ciudadana en cualquier estrato social, cuando salga a la calle para su trabajo debe respirar “aire puro”, debe sentirse seguro y debe tener lo suficiente para vivir, para vivir bien.
    Una Constitución para vivir. Para los iguales, primero debe eliminar antes de nada, actitudes y formas de gobiernos imperiales, monárquicos y presidencialistas, con doctrinas prestadas y prediseñadas.

    Debe explorarse formas colectivas de gobierno de amplia participación popular. El pueblo “despertará” de su largo letargo y no seguirá oyendo “cantos de sirenas”. El pueblo despertará y luego vendrá la revolución continental; no me extrañaría que empezara por Honduras o por Haití por ser pueblos que históricamente han demostrado mayor coraje.
    En el “cono sur”, existen otras “candelitas” y otros líderes respetados como Cristina, Lugo, Correa y Lula que les va a ser un poco más difícil gobernar para un colectivo difícil de consensualizar porque muchos tienen el liberalismo inyectado hasta en los tuétanos.

    Eso no lo va a parar absolutamente nadie. Las tres grandes pestes que deben eliminarse del mundo por casualidad tiene el color “verde”: La Gripe Imperial, (H1N1), El Dólar Imperial y los “sapos verdes”, como les llamó Francisco Villa. Es un crimen poner ese nefasto uniforme verde “imperial” a niños para que estos asesinen a sus propios hermanos. Los ejércitos no deben servir únicamente para dar golpes de estados y masacrar a sus iguales, sus hermanos.

    Estoy seguro que si a estos niños uniformados, una luz divina les ilumine dejarán sus uniformes sobre las piedras y se unirán a sus iguales para hacer la revolución que debe salir de las entrañas del pueblo. Para el Generalísimo Sebastián Francisco de Miranda el color de la revolución era el azul, como los inmensos mares y los cielos por donde en busca de la libertad se movió. Aunque sea por un eufemismo la revolución debe cambiar el color verde oliva de las milicias para que no se vea a esos muchachos uniformados golpeando al pueblo como unos sapos verdes es decir como unos “gringo” y por el contrario deben ser como ángeles y arcángeles sirviendo al pueblo, el soberano.

  6. Pat Patterson Says:

    That’s an odd use of the term irredentism considering the only people that are calling for a return to the status ante quo are Chicano activists crying in their beer about some lost Aztlan epoch. The rest is just a jumble of unsourced and nonsensical claims that have absolutely no relation to facts. Just one for example in that the GDP of Cuba is only about 5% higher now than when Castro took over and because of a slight rise in population the GDP per capita is actually less. Maybe that explains the still attempts by Mexicans, Central Americans and South Americans to be hungy in the US rather than in those wonderfully enlightened countries that the qudrangle of caudillos mentioned above are still running into the ground.

    Besides what better Constitution in the world has ever begun with the all-encompassing phrase, “We the People..?” While that gloriously muddle of the Cuban Constitution spends most of the preamble talking about dead people.

  7. Fausta Says:

    Rómulo, ¿qué te pasa que solamente tienes un monólogo? ¿O es que el comunismo te comió los sesos?

  8. Pat Patterson Says:

    I’m trying to figure out just what Mr Navarro meant by “green uniforms?”

  9. Obloodyhell Says:

    Strangely, she most closely resembles Obama at the same point — Lying her ass off to get the job, with no intention to pay any attention to what she is saying now once she gets the job.

    To paraphrase I don’t object Rick Blaine: “I don’t object to a liar, but I do object to a insultingly stupid one.”

  10. Obloodyhell Says:

    Strangely, she most closely resembles Obama at the same point — Lying her ass off to get the job, with no intention to pay any attention to what she is saying now once she gets the job.

    To paraphrase Rick Blaine: “I don’t object to a liar, but I do object to a insultingly stupid one.”

    Don’t know how that got screwed up.